Culturales y ambientales

Cita: Orihuela, Oscar (2012) Culturales y ambientales. En LLIU YAWAR Revista de Antropología del Centro del Perú. (I) N° 01. Pág. 04-05.

Hace unos días cuando caminaba hacia casa de un amigo me topé con un sujeto que, simultáneamente a sus pasos presurosos y rostro casi entristecido, con vehemencia relámpago, me abordo un discurso pro minero. Como es natural cuando uno está distraído o concentrado sobre alguna situación en particular, tarda unos segundos en reponerse antes de salir del asombro. Ya después de haber pasado todo el proceso psíquico que me generara esa persona y conseguir la lucidez adecuada, me percaté que el sujeto traía entre manos una especie de planillón donde figuraban los nombres, números del documento de identidad y las firmas de algunas personas, que apoyaban la causa que me acababa de sustentar el obrero de DOE RUN–PERÚ de rostro casi entristecido.
Dicho obrero estaba recolectando firmas, no sé si por encargo de su sindicato o la misma minera, o tal vez por acuerdo de ambos, para que con el aval del derecho consuetudinario de la población de nuestro valle, se reinicie las actividades en DOE RUN–PERÚ, ya que es sabido que esta empresa ha paralizado sus actividades a causa del incumplimiento de los compromisos firmados con el estado peruano, entre los que destacan, la construcción de una planta de tratamiento de ácido sulfúrico (principal componente de las lluvias ácidas que alcanzan un radio de 100 Km de distancia), entre otros.
No pudiendo evitar una pequeña charla con el señor trabajador de DOE RUN, empecé a preguntar sobre los proyectos de la ya mencionada planta para ácido sulfúrico, también acerca de la contaminación con plomo en la población más vulnerable que son los niños. Por lo que él atino a decirme que, efectivamente todos esos problemas estaban siendo ya resueltos por la minera, y es más ahora que están trayendo tecnología de punta se van a resolver todos los problemas, concluyó así. Las preguntas inmediatas que se me vino la mente después de todas sus palabras fue ¿Por qué DOE RUN Esperó que el estado peruano suspendiera sus actividades por incumplimiento de los compromisos firmados? ¿Cómo es posible que siendo DOE RUN una empresa norteamericana con la mejor tecnología del mundo y con el respaldo de su gobierno, que dicho sea de paso gobierno del primer mundo y el más avanzado del planeta en casi en todos los aspectos, recién ahora se anime a traer la tecnología de punta para solucionar los problemas que ya llevan más de una década y media desde que apareció en la región?, ¿Cómo es posible que esta minera haya esperado que los índices de plomo en la población se eleven a vista y paciencia en todo este tiempo?.
Después de formular todas estas preguntas en mi mente se las lancé al amigo obrero, explicándole además que, estos problemas no han tenido lugar en los ESTADOS UNIDOS, de donde es oriunda DOE RUN, siendo este país también un lugar donde realiza sus actividades mineras.
Antes de ver porque la realidad ambiental es distinta en los países, paso a mencionar algunas cuestiones que el obrero desconocía hasta ese momento. Se trata de ver los efectos de esos incumplimientos o mejor dicho de hacerse a los “pendejos” con la gente que alberga este valle.
1. Para nadie es un secreto que el plomo —metal pesado— genera en primer lugar cretinismo en el desarrollo cerebral de los niños, intoxicaciones, daños en los riñones, daños reproductivos en el hombre, abortos, alteraciones en el sistema nervioso, incremento de la presión sanguínea, etc. Estos (DOE RUN) en algún momento propusieron como alternativas para solucionar el problema traslado de aquellos individuos a otros lugares, olvidándose de que esa gente por el hecho de vivir casi toda la vida en esa aparte del Perú, tiene sus constructos culturales enraizados en función a esa zona, es decir el amor y cariño construido en muchos años, que terminaría por destruir todo el bagaje cultural creado por esas personas. Que claro está que a DOE RUN no le interesa.
2. Que tomando por cierto que el alcance de la contaminación que generan las industrias alcanzan los 100 Km de radio, entonces DOE RUN no solo tendrá que indemnizar a la gente de la oroya, sino a casi todo el valle salvándose solo Huancayo, pues el agro está contaminado por agua (rio Mantaro) y aire (lluvias acidas por el ácido sulfúrico).
Ahora volviendo al tema central ¿Por qué DOE RUN cumple las normas ambientales en EEUU y en Perú no?, muchas son las teorías, entre ellas la firmeza de los gobiernos, las normas de cada país, pero como científicos sociales también podemos incluir el menosprecio racial y discriminatorio que históricamente llevan en la sangre, como el plomo en los niños de la oroya. Pues sí, esos negros que por la bruma y la situación geográfica de Europa perdieron melanina y hoy se creen la raza más elaborada de la humanidad, siente el desprecio por la gente de “color” en sus entrañas, y si no echémosle una ojeada al tan sonado caso Bagua, donde con su práctica el gobierno y la empresa privada demostraron considerar ciudadanos de segunda clase a la población indígena, el asesinato con premeditación, alevosía y ventaja no se hizo esperar o ¿no? señor Alan García Pérez.
Después de haber indicado todos estos puntos al amigo obrero, su vehemencia se diluyo, no quiso seguir la plática y ya flojamente se marchó creo que decepcionado.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s