Antropología de la basura

La construcción de “lo ordenado”, “lo bello” y “lo limpio” en espacios públicos que funcionan como confinadores temporales de residuos sólidos

“El espacio del no lugar no crea ni identidad singular ni relación, sino soledad y similitud.” (Auge, 1992, pág. 106)

Aunque los residuos sólidos tienen su máxima problemática en el confinamiento y su solución es de tipo política, haremos un breve esbozo de la construcción “lo ordenado”, “lo bello” y “lo limpio” y nos centraremos en la lógica y comportamiento de los ciudadanos en la disposición final de la basura, convirtiendo espacios públicos como: calles, veredas, pistas y terrenos deshabitados en confinadores temporales de basura doméstica.

Quizá los ojos artísticos contemporáneos, la verían como un perfecto Ready Made. Imagínate un lapicero clavado en una silla, y que este, sostenga un zapato. Bueno eso es Ready Made, un “arte” realizado mediante el uso de objetos que normalmente no se consideran artísticos y que a menudo no tienen una función artística o estética, sin ocultar su origen, pero a menudo modificados. Su creador fue el artista francés Marcel Duchamp. En esos términos, somos potenciales artistas de Ready Made, claro pues no requiere de mucha desdetreza. Aunque ahora imagínate el mismo zapato sobre la mesa de tu comedor, bueno, ya no es artístico sino es sucio. A esto la antropóloga Douglas (1973) explica:

«Los zapatos no son sucios en sí mismos, pero es sucio colocarlos en la mesa del comedor; la comida no es sucia en sí misma, pero es sucio dejar cacharros [trozos] de cocina en el dormitorio, o volcar comida en la ropa; lo mismo puede decirse de los objetos de baño en el salón; de la ropa abandonada en las sillas; de objetos que debieran estar en la calle y se encuentran dentro de casa; de objetos del piso de arriba que están en el de abajo; de la ropa interior que asoma allí donde debiera estar la ropa de vestir, y así sucesivamente.» (Douglas, 1973, pág. 55)

Ahora ¿Qué podemos decir de los residuos que dejamos? Una envoltura de golosina, por ejemplo, que dejó de cumplir su función una vez que consumimos el producto, se convirtió en basura y son desechados por su inutilidad en el hogar, aunque optamos por “guardarlas” temporalmente en los espacios ya mencionados hasta que vengan los encargados de limpieza de la municipalidad, de hecho esto es en el mejor de los casos, porque otros decidimos quemarlos. En este contexto, a la mayoría de ciudadanos no les importa la limpieza de estos lugares. Esta actitud indiferente ante lo público es un comportamiento cotidiano. Hasta aquí hemos identificado que la actitud de las personas durante la disposición final de estos residuos perjudica el mantenimiento del paisaje de los espacios públicos, no es bonito [estético] ver calles y veredas contaminadas. Pero ¿Por qué lo toleramos? Por qué toleramos ver estos espacios contaminados, y porque de esa actitud. Es aquí donde nos adentramos al concepto de los «no lugares», al respecto el antropólogo ingles Auge (1992) explica:

“Si un lugar puede definirse como lugar de identidad, relacional e histórico, un espacio que no puede definirse ni como espacio de identidad ni como relacional ni como histórico, definirá un no lugar. […] por “no lugar” designamos dos realidades complementarias pero distintas: los espacios constituidos con relación a ciertos fines (transporte, comercio, ocio), y la relación que los individuos mantienen con esos espacios. (Auge, 1992, págs. 83, 97)

En este caso la relación de la persona con estos espacios, “públicos” es un espacio en el que la única identidad que se construye en el espacio es que en primer lugar resuelve y satisface la limpieza interna del hogar, pero a la vez construye la suciedad afuera. La suma de limpiezas domesticas e internas construye la suciedad. En consecuencia, “lo ordenado”, “lo bello” y “lo limpio” si es cuna construcción social pero que que no traspasa las fronteras del hogar. De hecho es una actitud individualista, el carácter reciproco andino que se tenía con los miembros de nuestra sociedad y el medio ambiente se viene perdiendo en la ciudad y las zonas urbanas. Pero esto no es automático, tiene mucha implicancia el modelo económico de libre mercado y competencia [individualista] en el que vivimos actualmente.  El filósofo alemán Heidegger explica esta actitud:

“En vez de reconocer nuestro lugar en el mundo, nuestra posición como un ser entre todos los seres, hemos convertido el mundo en algo que existe por y para nosotros. Nuestra arrogancia ha hecho de la tierra un recurso descartable.  Tratamos el mundo y todo lo que contiene como algo para ser consumido. Una clase de ser el ser humano, cree que todo el ser existe para él. El mundo y todo lo que contiene existe para ser usado ¡por nosotros! ¿Por qué? Porque somos humanos, porque le damos al mundo “su marco de referencia”: porque pensamos.” (Lemay, Pitss, & Paul, 1994)

A todo esto podemos sumar el modo de “consumo” que también influye en la actitud los ciudadanos al momento de deshacerse de sus desechos que a pate de contaminar al ambiente dan un mal aspecto al paisaje urbano. En otra publicación Auge (2003) asocia este modo de consumir a la idea cultural de felicidad:

“Prestemos atención por un instante a la imagen de la felicidad que propone o tiende a imponer la sociedad a los individuos que tienen la fortuna de vivir en la parte más desarrollada del mundo, en la llamada «sociedad de consumo». […] Y quiere que sea feliz. Que consuma y sea feliz. Al mismo tiempo le propone una definición de la felicidad o de la insatisfacción, que consiste, esta última, en no consumir” (Auge, 2003, pág. 11)

Bibliografía

Auge, M. (1992). Los «no lugares» espacios del anonimato. Una antropología de la Sobremodernidad. Barcelona: Gedisa.

Auge, M. (2003). ¿Por qué vivimos? Barcelona: Gedisa.

Bustos, C. (2009). La problemática de los desechos sólidos. Economía, XXXIV(27), 121-144.

Douglas, M. (1973). Pureza y peligro. Un analisis de los conceptos de Contaminación y Tabú. Madrid: Siglo XXI.

Lemay, E., Pitss, J., & Paul, G. (1994). Heideger para principiantes. Buenos Aires: Era Naciente.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s